Mover a México con energía

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

rebecca_arenas

Rebecca Arenas

22 de agosto de 2013

 

El actual lema con que el PRI   pretende -a partir del pasado domingo- movilizar a a sus huestes en todo el país, socializando la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto  que no contempla vender ni concesionar el petroleo, es sin  duda una estrategia correcta, que tendría que convertirse en una dinamica permanente en todos los temas relevantes para la población del país.

Los esfuezos que el gobierno federal y su partido tricolor están dispuestos a desarrollar para informar a la ciudadania  sobre los contenidos de la reforma energetica; la “joya de la corona” de la agenda politica nacional que empezara a discutirse en el próximo periodo ordinario de sesiones, evidencia que cuando hay interes,  el poder público es capaz de interactuar con la ciudadanía,  disminuyendo la enorme distancia que hoy prevalece entre gobernantes y gobernados.

Ampliar el espectro y continuar con esta dinámica es lo que proponemos. Que se informe y discuta con los mexicanos lo que a los mexicanos afecta e incumbe. No se trata de convertirnos en una  democracia plebiscitaria, pero si de abrir espacios de participación a la ciudadanía.

El gobierno mexicano desde su inicio, hace apenas ocho meses, ha empezado a impulsar políticas públicas para propiciar empleos y crecimiento ante un  contexto mundial crecientemente recesivo. Incluso algunas acciones, como las de vivienda, están empezando a favorecer  los objetivos sociales establecidos, mientras que otras aguardan todavía a que se den los acuerdos políticos con los partidos  para iniciar operaciones que surtan efectos favorables.

Algunas de las actuaciones en esa materia apenas iniciada la Administración del Presidente Peña Nieto, han sido la creación de la nueva Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), que anunció sus políticas de propiciar viviendas cercanas a las zonas urbanas establecidas en polígonos de vivienda, para contar con servicios urbanos; igualmente,  la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (CANADEVI), con su representación y defensa de las 900 constructoras privadas; y el Banco de Desarrollo –eje y promotor de ese sector– Sociedad Hipotecaria Federal (SHIF), con sus nuevos mecanismos de apoyo financiero para las viviendas en todas sus etapas: desde la construcción, hasta el financiamiento para la adquisición.

Todo ello ha ocurrido  en el inicio de un contexto recesivo, en el que sociedades financieras de vivienda entraron en crisis, como parte de la recesión vivida en todo el mundo, a partir de finales de 2007. Pero afortunadamente las condiciones de la economía mexicana han empezado a mejorar gradualmente, no obstante que en gran parte del mundo la crisis económica ha continuado.

En cuanto  avancen las negociaciones  de la Reforma Financiera y la Reforma Energética– ambas fundamentales sin duda,  empezaremos a advertir a advertir resultados positivos en otros temas sustantivos para elevar la calidad de vida de lis mexicanos.

Que es lo fundamental en este complejo y gradual proceso de revertir el estancamiento económico del pais al traves de reformas estructurales que hoy generan gran polemica y polarizacion? Pues justamente que los mexicanos participen, de manera informada, apoyando o rechazando las propuestas que se discuten en las Cámaras legislativas. Para qué deje de ser monopolio de unos cuantos y de sus intereses, la toma de decisiones que afectan a millones de mexicanos’.

Share and Enjoy

Comments

Email
Print